lunes, 3 de diciembre de 2018

El bosque protector

El bosque protector es un espacio de TVE 2 dedicado a la importancia de los bosques en la conservación de la naturaleza, cómo evitan la erosión y retienen las escorrentías que causan tan tremendos efectos en nuestros suelos.

Hemos seleccionado estos dos capítulos por lo que tienen en común con la cuenca del Mar Menor:  Sierra Espuña: en el límite del desierto y Torrente Enseu.






lunes, 26 de noviembre de 2018

Inundaciones y posibles soluciones

Opinión del Grupo de Coordinación de la plataforma ciudadana Pacto por el Mar Menor sobre el problema de las inundacions en la cuenca del Campo de Cartagena y posibles soluciones

Dada la necesidad de dar solución a los graves problemas de las inundaciones que se producen en la cuenca hidrológica del Campo de Cartagena que afectan a la integridad y seguridad de su población y de sus bienes, y también a la degradación de su medio ambiente y del Mar Menor, hacemos una reflexión sobre dos temas importantes: las medidas en origen y los tanques de tormenta.

MEDIDAS EN ORIGEN
Son las medidas preferentes, no las únicas, pero sí las más eficaces. Estas son las que se ejecutan en los sitios donde se originan las primeras aguas de escurrimiento superficial cuando se producen las lluvias y que dependen de entre varios factores, del lugar de la cuenca donde se producen y de sus condiciones de topografía, suelos y usos y de las características de las lluvias (cantidad, intensidad, torrencialidad, etc.)

En el Plan Hidrológico de la Demarcación del Segura 2015-2021 se recogen varias de estas medidas, como la corrección hidrológico forestal, pero que por no tener dotación presupuestaria no se han ejecutado en la cuenca del Campo de Cartagena.

Las medidas en origen recomendadas, en resumen, son:

- La corrección hidrológico forestal.

- La corrección agroforestal hidrológica.

- Las medidas de conservación de suelos y agua en las prácticas agronómicas. Medidas que empiezan por tener diseñadas unas buenas prácticas agrarias: laboreo de los suelos que favorezcan el aumento de la infiltración y de la permeabilidad lo que contribuye a disminuir la escorrentía.

- Las medidas de lucha contra la erosión de los suelos que son gran parte de las que recoge la Ley de Medidas Urgentes para la protección del Mar Menor: surcos en curvas de nivel o adecuados a la topografía sin provocar erosión, bancales protegidos, fajas de protección, setos, etc., pero diseñadas y proyectadas con este propósito (evitar la erosión).

- La modernización del drenaje agrícola: recuperación de los drenajes existentes y su mantenimiento hidrológico; dotación de drenaje agrícola en las zonas donde se ha realizado la modernización de los regadíos y en las próximas a las afectadas por sellado del suelo; integración con la red de caminos rurales y carreteras.

- Gestión integral del agua en los invernaderos.


TANQUES DE TORMENTA
Los tanques de tormenta son depósitos que se construyen en zonas urbanas e industriales y en sus inmediaciones con el fin de parar el primer golpe de agua de lluvia que es la más contaminada. Desgraciadamente en las riberas del Mar Menor no cumplen esta función debido a la gran cantidad de agua que suele caer en nuestra región en poco tiempo y a la gran cantidad de materiales que lleva y arrastra. Estas lluvias torrenciales llenan y desbordan estos depósitos en pocos minutos tal como se pudo comprobar el jueves 15 de noviembre en los que millones de litros de agua y tierras contaminadas llegaron a la laguna.

En la implantación actual de estas infraestructuras en el entorno del Mar Menor, los tanques de tormenta recogen, además de las aguas urbanas (calles, tejados, jardines, etc.), las aguas agrícolas, de ahí el color marrón de las avenidas. Sin embargo, esta no es la finalidad para las que están diseñados, el arrastre de los suelos de tierras de cultivo no ha de llegar a estos depósitos sino que ha de frenarse en origen con buenas prácticas agrícolas que eviten la erosión y el arrastre del suelo.

Otro problema añadido es que estas balsas tienen un almacenamiento limitado, por lo que hay que vaciarlas y limpiarlas de inmediato porque de lo contrario, entre otros efectos negativos, se produce la concentración y solubilización de metales pesados, que pueden volver a circular en el medio. Si no hay mantenimiento estas balsas no sirven para el cometido para el que fueron construidas y si hay mantenimiento hay gastos que muchos ayuntamientos no pueden o no quieren asumir.

Es nuestra opinión que los tanques de tormentas son una medida más de las soluciones a los problemas de degradación del Mar Menor, pero ni la única, ni la más eficaz. Tienen que estar bien proyectados, diseñados y localizados para las zonas urbanas y/o industriales a las que deben de dar servicios, aislados de la influencia hidrológica de las superficies agrarias, y tener la garantía de su gestión y mantenimiento (Quién es responsable de la infraestructura y quién de la limpieza y reparación de la misma a lo largo de su ciclo de vida).

La inversión en estas infraestructuras son un gran reclamo para grandes empresas y su entramado político-administraciones como se ha puesto de manifiesto en el proyecto de Vertido Cero en el que la solución al grave problema del Mar Menor, según la Administración Regional pasa por la construcción de grandes infraestructuras de recogida de aguas, sin tener en cuenta las soluciones agrarias y de corrección hidrológico-forestal en origen, que es más que evidente actualmente.

Las fotos de la CHS que siguen a continuación sobre los daños ocasionados por las lluvias recientes demuestran que las infraestructuras, sin medidas de conservación de suelos y de lucha contra la erosión, se colapsan rápidamente.

Foto CHS. Canal del Post-trasvase Tajo-Segura con aterramiento consecuencia de la erosión de los suelos. 
Foto CHS. Canal y compuerta del Post-trasvase Tajo-Segura colapsados por el arrastre de suelos y basuras

Como nota a estas opiniones podemos señalar lo que sigue:

La declaración de la consejera Arroyo  el 21 de noviembre en la que ha pedido a los grupos políticos «que consigan el acuerdo necesario» para cambiar la ley y poder «abordar con carácter de urgencia las actuaciones de los tanques de tormenta en el Mar Menor» nos recuerda que no es la primera vez que nuestros gobernantes entienden la ley como un impedimento para lograr sus fines en vez de entenderla como un medio para proteger el medio natural que nos da la vida.

sábado, 24 de noviembre de 2018

Tanques de tormenta

La plataforma ciudadana Pacto por el Mar Menor muestra su extrañeza ante la noticia aparecida en la prensa del jueves 22 de noviembre en la que el Gobierno Regional propone la construcción de tanques de tormenta en Mar de Cristal, Islas Menores y Torre Pacheco, tan solo una semana después de que las lluvias que inundaron Los Alcázares y La Ribera demostraran la inutilidad de estas construcciones.


Los tanques de tormenta son depósitos que se construyen en zonas urbanas e industriales y en sus inmediaciones con el fin de parar el primer golpe de agua de lluvia que es la más contaminada. Desgraciadamente en las riberas del Mar Menor no cumplen esta función debido a la gran cantidad de agua que suele caer en nuestra región en poco tiempo y a la gran cantidad de materiales que lleva y arrastra. Estas lluvias torrenciales llenan y desbordan estos depósitos en pocos minutos tal como se pudo comprobar el jueves 15 de noviembre en los que millones de litros de agua y tierras contaminadas llegaron a la laguna.

En el entorno del Mar Menor, los tanques de tormenta recogen, además de las aguas urbanas (calles, tejados, jardines, etc.), las aguas agrícolas, de ahí el color marrón de las avenidas. Sin embargo, esta no es una finalidad para las que están diseñados, el arraste de tierras de cultivo no ha de llegar a estos depósitos sino que ha de frenarse en origen con buenas prácticas agrícolas que eviten la erosión y el arrastre del suelo. 
Raúl Fernández. Escuela de Organización Industrial http://www.eoi.es 

Otro problema añadido es que estas balsas tienen un almacenamiento limitado, por lo que hay que vaciarlas y limpiarlas de inmediato porque de lo contrario, entre otros efectos negativos, se produce una concentración y solubilización de metales pesados, que pueden volver a circular en el medio. Si no hay mantenimiento estas balsas no sirven para el cometido para el que fueron construidas y si hay mantenimiento hay gastos que muchos ayuntamientos no asumen.

La inversión en estas infraestructuras son un gran reclamo para grandes empresas y su entramado político-administraciones como se ha puesto de manifiesto en el proyecto de Vertido Cero en el que la solución al grave problema del Mar Menor, según la Administración Regional pasa por la construcción de grandes infraestructuras de recogida de aguas, sin tener en cuenta las soluciones agrarias y de corrección hidrológico-forestal en origen, que es más que evidente actualmente.

La declaración de la consejera Arroyo que ha pedido a los grupos políticos «que consigan el acuerdo necesario» para cambiar la ley y poder «abordar con carácter de urgencia las actuaciones de los tanques de tormenta en el Mar Menor» nos recuerda que no es la primera vez que nuestros gobernantes entienden la ley como un impedimento para lograr sus fines en vez de pensar en proteger el medio natural que nos da la vida.

Repercusión en los medios
La Verdad Murcia.com Diario de La Manga 

lunes, 19 de noviembre de 2018

Actuaciones en origen ya

Lo venimos diciendo desde hace años: hay que actuar en origen. No nos hemos cansado de decirlo desde que nos constituimos como plataforma ciudadana Pacto por el Mar Menor. Sin embargo, la administración no ha entendido que las amenazas que se ciernen sobre la laguna son las mismas desde hace 40 años: agricultura, urbanismo, minería, aguas residuales... y que hay que ir al fondo de los problemas para evitar que desastres tan graves como los que han ocurrido estos días de noviembre, y que se vienen produciendo desde el año 2015 con bastante frecuencia y poca cantidad de lluvia (no se han superado los 50 l/m2 en el momento de escribir esta entrada), no vuelvan a producirse.

El Mar Menor es una cubeta que recoge las aguas pluviales de la cuenca adyacente. Las lluvias torrenciales no son nada nuevo en esta zona, llevan ocurriendo desde hace miles de años. Pero lo que sí es nuevo es la roturación salvaje que ha destruido bancales y arbolado de secano que se cultivaba en terrazas y que contribuían a frenar y a absorber el agua de lluvia cuando cae de manera impetuosa en nuestra región. Es nuevo también el uso de productos químicos (fertilizantes, insecticidas, plaguicidas, etc.) que utiliza esa agricultura insostenible de sus inmediaciones y que lógicamente son arrastrados por el agua de lluvia junto con las tierras erosionadas a través de ramblas y ramblizos. Nuevo es que se permitiera y se siga permitiendo edificar sobre zonas inundables y que se desviaran los cursos naturales del agua de lluvia que ahora reclaman su paso. Y nuevo también, que se dejaran minas sin sellar cuyos metales pesados llegan al Mar Menor con las escorrentías de la Sierra Minera.

El Mar Menor recibiendo los arrastres de tierra conteniendo abonos, insecticidas, plaguicidas, etc. Foto: F. Alcaraz

SEGUIR LEYENDO Y VÍDEO

Repercusión en los medios

miércoles, 24 de octubre de 2018

Los metales pesados que van al Mar Menor

Pacto por el Mar Menor muestra su preocupación por la falta de medidas urgentes para evitar que los metales pesados de la Sierra Minera afecten a la salud de los habitantes de las poblaciones y a la calidad de las aguas de nuestra laguna.
Desechos de minerales en la inmediaciones del Llano del Beal. Al fondo el Mar Menor

Aquí podéis leer una breve historia sobre el Llano del Beal y la lucha vecinal que tiene lugar desde hace años para que las administraciones tomen cartas en este grave caso de contaminación. Podéis leerla haciendo clic aquí.

Cárcavas de desechos mineros que son arrastrados por las lluvias al Mar Menor

SEGUIR LEYENDO Y VÍDEOS

viernes, 19 de octubre de 2018

El dragón dormido empieza a despertarse

Los Flamencos, La Perla, Nueva Ribera, Novo Carthago... bonitos nombres para completar el cinturón de cemento alrededor del Mar Menor.

Pacto por el Mar Menor muestra su indignación ante el inicio o continuación de edificaciones en las inmediaciones de la laguna y espacios protegidos como en el caso del Los Flamencos, edificio monstruoso de 10 plantas, junto a las salinas de Marchamalo; o el proyecto de construcción del hotel La Perla, en primera línea de playa, junto a la desembocadura de la rambla del Beal en Los Urrutias, con la finalidad de revalorizar los solares de su entorno para la edificación de centenares de viviendas. En suspenso se encuentran Novo Carthago en Lo Poyo y Nueva Ribera en La Hita...

Anuncio de urbanización junto al Mar Menor. Foto: Pacto por el Mar Menor
Hace unos meses oí decir: "Mejor construir en esos espacios que verlos llenos de basura y ratas". Solo en una región donde no se valora el patrimonio natural, donde no se aprende de los errores del pasado y donde muy pocas personas piensan en las consecuencias de la masificación urbanística, podría pronunciarse esa frase.

¿Se necesitan más viviendas para ser ocupadas durante dos meses? ¿Alguien se ha molestado en contar los carteles que anuncian la venta de apartamentos y chalets en La Manga, Los Urrutias, Lo Pagán...? ¿Creen que los pisos de esas nuevas urbanizaciones se venderán, o se quedarán en poder de bancos que deberán ser rescatados como tantas cosas en Murcia (aeropuerto, desalinizadoras, autopistas, etc.) con dinero de los contribuyentes?

Urbanización La Perla, Los Urrutias, preparada para la construcción de un hotel en primera línea del Mar Menor. Foto: Pacto por el Mar Menor
Repercusión en los medios

Hace 35 años...

En 1983, la entonces Consejería de Cultura y Educación publicaba unos Cuadernos destinados a dar a conocer la apicultura, los molinos de viento, plantas silvestres, mariposas... de la Región de Murcia. El cuaderno nº 6 titulado Contaminación y degradación del Mar Menor daba a conocer los impactos que había recibido nuestra laguna. En la contraportada, el autor, Francisco Victoria Jumilla expresaba su esperanza en que el conocimiento de la degradación de esos ámbitos contribuiría a transformar mentalidades imbuidas en hábitos de despilfarro y agresión a nuestro entorno vital.

Desgraciadamente, los problemas que Victoria expone en el cuaderno, 35 años después, exceptuando la depuración de aguas residuales, no solo no se han corregido sino que han aumentado de manera progresiva e imparable.

Una vez más el mito de Casandra se hace patente en el Mar Menor. ¿Qué tendrá que pasar para que dentro de otros 30 años hayamos aprendido?

Para ver la publicación completa, haz clic en la foto de la portada

miércoles, 26 de septiembre de 2018

Se sigue sin iniciar los cambios propuestos por la Ley de Medidas urgentes de 7 de febrero de este año

Se acabó el verano y con el comienzo del otoño viene la parte más dura para aquellos que, como Pacto por el Mar Menor, luchamos por una recuperación integral del Mar Menor.
La mayoría de personas que disfrutan regularmente de este ecosistema único se han marchado a sus lugares de residencia con el recuerdo de esas aguas cristalinas que ha mostrado nuestra laguna este verano. Recordarán los caballitos de mar que algunos veían por primera vez, el verde de las praderas sumergidas y la vida que había en ellas... pero quizá, desgraciadamente, muchos olviden las amenazas que se ciernen en el entorno de nuestra laguna, tales como la ausencia de medidas de prevención de avenidas y que han puesto de manifiesto las lluvias del 14 al 15 de septiembre sobre el Campo de Cartagena, que con menos de 50 l/m2, provocaron una erosión y una riada considerable que ha enturbiado de nuevo las aguas de la zona comprendida desde la salida del canal del Albujón hasta Punta Brava en Los Urrutias.


Durante estos días de finales de septiembre vuelven las prácticas agrícolas desafiantes a la ley que una mayoría del Parlamento Regional, con los votos en contra del partido en el Gobierno, aprobó el 1 de febrero de este año. Entre otras, antes de febrero de 2019, las explotaciones agrícolas tienen la obligación de instalar estructuras vegetales destinadas a la retención y regulación de aguas, control de escorrentías, absorción de nitratos y protección frente a la erosión del suelo; o la de disponer los cultivos y la preparación del terreno y plantación o siembra, siguiendo las curvas de nivel según la orografía del terreno, quedando prohibido el laboreo y cultivo a favor de la pendiente. Otras de las medidas que no se están cumpliendo son la del apilamiento temporal de estiércol durante un tiempo máximo de 72 horas, y que provoca invasiones de moscas en las poblaciones de alrededor, y la vigilancia en el uso de fertilizantes, tal como dice el art. 14.





Además, se sigue extrayendo agua de riego ilegalmente del acuífero con el consiguiente vertido de salmuera que de manera directa o indirecta llega al Mar Menor.

¿Qué tiene que volver a pasar para que se inicien los cambios a los que obliga la ley? ¿Tenemos que volver a vivir una explosión de fitoplancton que oscurezca las aguas de nuevo para que veamos qué frágil es este lugar maravilloso?

Repercusión en los medios

domingo, 23 de septiembre de 2018

Recomendaciones de la UE sobre metales pesados en algas y plantas halófitas

La Unión Europea recomienda estudiar los niveles de arsénico, cadmio, yodo, plomo y mercurio en algas marinas y plantas halófitas (aquellas que crecen de manera natural en suelos salinos continentales o litorales) según ha publicado en su Diario Oficial de 21 de marzo de 2018 porque contienen concentraciones significativas de esos metales. Sin embargo, en el Reglamento (CE) No 1881/2006 de la Comisión, de 19 de diciembre de 2006 no aparece la cantidad máxima de estos elementos químicos que pueden contener los productos alimenticios elaborados con estos vegetales.


Ulva compressa, una de las especies de algas verdes que se pueden encontrar en el Mar Menor

SEGUIR LEYENDO

lunes, 17 de septiembre de 2018

Alegaciones al Proyecto Vertido Cero

El 5 de junio la Subdirección General de Infraestructuras y Tecnología de la Dirección General del Agua del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, publicó el Proyecto Informativo y Estudio de Impacto Ambiental sobre el "Análisis de soluciones para el objetivo del vertido cero al Mar Menor proveniente del Campo de Cartagena".



Este Estudio de Impacto Ambiental aborda los problemas ambientales más acuciantes que existen en el Mar Menor para definir soluciones para un equilibrio entre el aprovechamiento de los recursos naturales del Campo de Cartagena basado en la agricultura y la recuperación, de los valores naturales del Mar Menor. 
 
Con fecha 17 de septiembre presentamos en nombre de Pacto por el Mar Menor una serie de alegaciones que podéis ver en este enlace.

martes, 4 de septiembre de 2018

Entrevista en Onda Regional

Para oír el audio, haz clic en la foto


MURyCÍA. Nos ponemos verdes, Pacto por el Mar Menor

Isabel Rubio vuelve a la sección más ecologista del programa para hablarnos del estado actual del Mar Menor en Nos ponemos verdes



Mute
Loaded: 0%
Progress: 0%
Remaining Time-0:20

sábado, 1 de septiembre de 2018

Vegetales y animales marinos en el Mar Menor

Os invitamos a ver este vídeo con fotografías y pequeñas explicaciones de las especies vegetales y animales marinas más frecuentes en el #MarMenor.


jueves, 23 de agosto de 2018

El olvido

A pocos días para terminar el mes de agosto y a la vista de que hasta el día de la fecha las aguas poco profundas del Mar Menor presentan bastante transparencia en la mayor parte de las playas, nos preguntamos si cuando nos incorporemos a la vida cotidiana a partir de septiembre nos conformaremos con habernos bañado en sus aguas claras durante este verano y habremos olvidado el color verde oscuro que adquirió el Mar Menor desde finales de 2015 hasta principios de 2018.

Bañistas en el Mar Menor, agosto 2018

¿Ignoraremos que los fondos de más de tres metros de profundidad son extensiones fangosas con una gran carga de materia orgánica y nutrientes, y que los niveles de nitratos, fósforo, amonio, clorofila, etc. son altísimos? ¿Creeremos, que la Administración ha puesto en marcha medidas suficientes para que se detenga el proceso de degradación a que está sometido el Mar Menor y para que nunca más se vuelva a producir una explosión de fitoplancton? 

El Mar Menor a finales del verano de 2015
Desgraciadamente, lo más seguro es que, una vez hayamos vuelto del veraneo se repita el ciclo de esta agricultura intensiva e industrial: que los tractores vuelvan a arrasar la tierra y que los montones de estiércol produzcan tantas moscas y mal olor que los habitantes permanentes tengan que permanecer encerrados en sus casas; que durante la primavera de 2019 brillen los plásticos que cubren las cosechas, y que los abonos, pesticidas e insecticidas sigan penetrando el subsuelo y contaminando las aguas subterráneas, si no es que siguen vertiendo directamente al Mar Menor.

Cultivos cubiertos de plástico junto a Playa Honda

Durante el próximo otoño e invierno se seguirán reuniendo el Comité de Asesoramiento Científico y el de Participación Social sin que sus recomendaciones sirvan para mucho, a no ser que coincidan con las de la Administración. Y cuando se acerque el nuevo verano no se habrán solucionado los problemas en origen, no se habrá aprobado la ley integral del Mar Menor ni se habrá vigilado que se cumple la ley de Medidas Urgentes de 7 de febrero; no se habrá revisado la red de saneamiento ni se habrán tomado medidas para evitar la erosión y la entrada de lodos cuando llueva; no se habrán quitado los obstáculos que originan los fangos pero aparecerán fotos de políticos junto a artilugios que los quitan –con dinero público, claro–. Se seguirán dando licencia de obras para nuevas construcciones cuando hay un altísimo número de viviendas en venta; se rellenarán las playas de arena y se instalarán redes antimedusas aunque no sean necesarias; seguirán las embarcaciones a motor atronando y contaminando sin control alguno; la gente seguirá fondeando de manera ilegal sin que nadie se atreva a protestar por miedo a que lo llamen envidioso por no tener un vehículo de tales características...

Aumento de barcos a motor sin vigilancia

La memoria humana es muy débil –afortunadamente­– porque de lo contrario no podríamos olvidar el dolor que nos han producido las pérdidas de seres queridos u otros acontecimientos que nos han traspasado el corazón. Sin embargo, esta característica, nos condena, como se ha dicho tantas veces, a repetir nuestra historia.

Hoy las redes sociales nos ponen fotos de momentos que vivimos con alegría hace años o viajes ya casi olvidados, ¿por qué no poner nosotros alguna imagen que nos haya impactado del Mar Menor, aunque sea con un imán en la puerta del frigorífico, para recordarnos durante los próximos meses que tenemos la obligación de seguir presionando hasta que llegue el día en que no nos sumerjamos en sus aguas temiendo que quizá sea la última vez que vemos la vida de sus fondos?


Repercusión en los medios
Cartagena diario


lunes, 13 de agosto de 2018

Transparencia no significa recuperación del Mar Menor

Viene siendo una especie de mantra entre diferentes miembros del Partido Popular: "El Mar Menor está mejor que nunca". Lo dijo el entonces consejero Cerdá en 2010, y ya vimos lo que pasó entre 2015 y 2018. Estos días lo ha vuelto a decir Teodoro García (sí, el que tuvo la brillante idea de privatizar el Faro de Cabo de Palos).

Otros han dicho que no hay que hablar mal de lo nuestro, que eso perjudica a nuestra región; que gracias a "ellos" se ha revertido la situación del Mar Menor; que se bañan con sus hijos; que te llevan a ver caballitos para demostrarte lo bien que está...

Es cierto que desde finales de la primavera y hasta el día de hoy el Mar Menor ha mostrado gran transparencia en la mayor parte de las zonas de baño. Se pueden observar bastantes peces, incluso a veces con suerte, caballitos de mar en las praderas marinas. Sin embargo, los fondos a partir de los tres metros de profundidad son enormes extensiones de fangos con una gran carga de materia orgánica y nutrientes.

Los estudios en curso, sin resultados concluyentes todavía, que están llevando a cabo diversas instituciones sobre los sedimentos marinos, muestran que son grandes almacenes de nitrógeno y fósforo. Desgraciadamente, en el Mar Menor las concentraciones de estos nutrientes están creciendo, más incluso que el año pasado, lo que lleva a pensar que puedan producirse nuevas explosiones de fitoplacton.

No podemos olvidar que la agricultura intensiva e industrial del entorno del Mar Menor durante décadas ha utilizado productos químicos que han contaminado el acuífero que subyace debajo de estas tierras. Estudios recientes muestran que hay más de 30 puntos a lo largo del perímetro del Mar Menor que vierten agua procedente de ese acuífero con altísimos niveles de nutrientes, además de los que llegan a través de las escorrentías de los cultivos actuales.

Asimismo esta agricultura tan mal planificada y sin límites en su voracidad de hectáreas, ha sido tan agresiva con el medio ambiente como aniquiladora de nuestro paisaje cultural. Paisaje formado por la sabiduría de las gentes que adaptaban los cultivos a la orografía y al clima y que era consustancial a esta cuenca. Ya suenan campanas europeas de modelo agotado, al que la nueva Política Agrícola Común Europea (PAC) prevé recortar maneras y subvenciones. Pero, para cuando cambie el modelo nos habrá quedado un paisaje agostado.

Pacto por el Mar Menor reitera su contento por la transparencia de las aguas este verano, sobre todo, por las personas que vienen a disfrutar de este paraíso único pero exige el cumplimiento de la Ley de Medidas Urgentes de 1 de marzo y la aprobación y aplicación del Plan de Gestión Integral para que acabe por fin la zozobra ante la posibilidad de la pérdida de este lugar maravilloso.

Teniendo todo esto en cuenta no les vendría mal un poco más de prudencia a la hora de hacer declaraciones a estos políticos porque desgraciadamente el Mar Menor no está mejor que nunca. A propósito, no hace falta que se hagan una foto con Casado en el Mar Menor, está ya muy visto mostrar a políticos bañándose para negar la realidad medioambiental.


Grupo de coordinación de Pacto por el Mar Menor



Avistamiento de caballito por integrantes Grupo de coordinación de la plataforma Pacto por el Mar Menor

Repercusión en medios:


lunes, 6 de agosto de 2018

Guardería ambiental: otra promesa incumplida por el consejero de Medio Ambiente

El aumento de embarcaciones a motor (y que además en muchos casos fondean ilegalmente) y de motos acuáticas que navegan por el Mar Menor producen contaminación acústica y daño a las praderas marinas, especialmente en las de la fanerógama marina Cymodocea nodosa, que están en fase de recuperación. Estos vehículos náuticos no solo son una fuente de contaminación por hidrocarburos sino un peligro para los bañistas. El Ministerio de Fomento ha elaborado unas normas de seguridad que deberían cumplirse a rajatabla.



Espumas producidas por productos empleados en la limpieza de barcos


Desgraciadamente al no existir la Guardería ambiental prometida por el actual consejero de Medio Ambiente a principios del verano de 2017 y la falta de concienciación de la ciudadanía no se vigila el cumplimiento de toda la normativa relativa al Mar Menor, ni existe coordinación de las autoridades con competencias, como son Capitanía Marítima, Demarcación de Costas, Guardia Civil, policías locales y la Comunidad a través de los agentes medioambientales e inspectores de pesca.
Embarcaciones a motor

Motos náuticas produciendo contaminación acústica

Repercusión en los medios
La Verdad  La Opinión  La Vanguardia  El click verde   Europapress

Prohibición de extracción de moluscos y crustáceos

Ante las preguntas que nos han hecho algunas personas integrantes de la plataforma a propósito de la legalidad de recogida de berberechos (Cerastoderma edule) y cornetas (Hexaplex trunculus) del fondo del Mar Menor recordamos que la captura de moluscos como los anteriormente citados y de crustáceos (cangrejos, langostinos, quisquillas, etc) en el Mar Menor está prohibido por el Decreto n.º 72/2016.

Esta prohibición no se debe a que determinadas especies estén protegidas sino por la posible presencia de biotoxinas derivadas de especies fitoplanctónicas tóxicas y por contaminación bacteriana (fecales), procedente de pozos ciegos y cuyas aguas no se depuren correctamente. Así mismo estas especies contienen metales pesados, sobre todo en la cubeta sur, del Mar Menor cuyas aguas reciben los drenajes de la Sierra Minera (costa comprendida entre la Lengua de la Vaca y rambla del Albujon), por lo tanto está totalmente desaconsejado su extracción y consumo.

Normalmente los moluscos que se comercializan para su consumo (mejillones, ostras, etc) están sometidos a análisis previos de biotoxinas siguiendo un protocolo aprobado por la UE y a un proceso de limpieza con ozono que elimina la contaminación bacteriana. Este proceso asegura la no ingestión de biotoxinas y de coliformes, pero no es eficaz para la toxicidad de los metales pesados que no hay manera de eliminar.

Bañista extrayendo moluscos del fondo del Mar Menor

Repercusión en los medios



jueves, 2 de agosto de 2018

Arrecian las críticas al consejero de Medio Ambiente por sus descalificaciones a científicos

A raíz de las críticas que hizo el consejero de Medio Ambiente en la Asamblea regional el 19 de julio sobre los cuatro científicos que habían abandonado el Comité de asesoramiento del Mar Menor, el Dr Miguel Ángel Esteve le respondió tal como se puede ver en la anterior entrada de este blog o en este enlace.

En esta carta publicada en La Verdad el 21 de julio el Dr Esteve expone los trabajos que durante décadas ha dedicado al Mar menor. En diferentes medios el  Sr Celdrán, entre otros comentarios, puso en duda en  si esos trabajos los había hecho bajo "la gorra de científico o la gorra de ecologista".

Las reacciones a esas palabras no se han hecho esperar por lo que la mayoría de científicos han hecho públicas declaraciones de apoyo a sus compañeros. Asimismo la Dra Giménez Casalduero, una de las cuatro científicas que ha abandonado el Comité, ha contestado al consejero poniendo en evidencia sus palabras, tal como se puede leer en el enlace al último recuadro de esta entrada.

Pacto por el Mar Menor aboga por un Grupo de expertos en eutrofización de lagunas costeras, que sea independiente de los políticos de turno y que esté formado solamente por científicos, tanto regionales, como nacionales e internacionales con profundos conocimientos en esta materia. Este grupo de expertos se diferenciaría del actual Comité de asesoramiento científico del Mar Menor (en realidad es un Comité Científico-Técnico compuesto en su mayoría por técnicos de todas las Consejerías), por tener como único fin la recuperación del Mar Menor sin interferencias políticas de ningún tipo. 

Los Comités científicos tienen unas normas de régimen interno, objetivos (task forces) y su presidente es elegido democráticamente por un tiempo definido, como puedan ser los grupos de trabajo de ICES ( International Council for the Exploration of the Sea) que realiza una labor de asesoramiento a los Gobiernos que están inscritos en este Consejo.

Todos los textos mencionado arriba se pueden leer haciendo clic sobre los diferentes recortes de periódicos que aparecen abajo.


La Opinión 26 julio 2018

La Verdad 27 de julio 2018

La Verdad 30 julio 2018


martes, 24 de julio de 2018

El Dr Esteve y el Sr Celdrán

A primeros de junio el Dr Miguel Ángel Esteve, profesor de Ecología de la Universidad de Murcia, dejó el Comité de Asesoramiento Científico del Mar Menor "decepcionado y preocupado" tras haberlo hecho con anterioridad y por los mismos motivos las doctoras Gómez, Martínez y Giménez. La noticia la podéis leer en este enlace del periódico La Verdad. Las razones de su abandono las reprodujo en su blog Los pies en la tierra, Miguel Ángel Ruiz el 6 de junio.

Posteriormente, el 19 de julio, en una comparencia en la Asamblea Regional para informar sobre la situación actual del Comité Científico que asesora a la Administración regional sobre el Mar Menor, el consejero de Empleo, Universidades, Empresa y Medio Ambiente, Javier Celdrán, consideró que era «lamentable» que tres de los cuatro expertos que dimitieron en ese órgano fueran a muy pocas reuniones de los grupos de trabajo de los que formaban parte, tal como se puede leer en este artículo del mismo periódico.

A esta descalificación Esteve contestó a Celdrán dos días después por medio de otro artículo publicado igualmente en La Verdad titulado El Sr. Celdrán, el Mar Menor y yo, en el que pregunta al consejero en varias ocasiones qué hacía por el medio ambiente en diferentes fechas, mientras mencionaba su participación en proyectos, estudios, actuaciones, etc. en defensa de la sostenibilidad del Mar Menor a lo largo de su dilatada carrera.

Hoy 24 de julio Celdrán pone en duda si Esteve en vez de como un científico actúa como miembro de un grupo ecologista o partido político de la oposición o una plataforma (que suponemos que es la nuestra).

Es lamentable que un consejero muestre tan poco respeto por lo que es la carrera investigadora, así como por las personas que libremente eligen defender el Mar Menor en plataformas ciudadanas y, a diferencia de él, sin color político.



lunes, 16 de julio de 2018

Sin bajar la guardia

Ante las preguntas que nos hacen integrantes y no integrantes de la plataforma Pacto por el Mar Menor sobre el estado de las aguas en este comienzo del verano queremos expresar nuestra opinión al respecto:

Nuestro maltratado Mar Menor está mostrando estos días una cierta recuperación en las aguas someras aunque no así en sus aguas profundas. Poco se ha hecho para evitar su muerte, aunque el sellado de los tubos que arrojaban las salmueras a la rambla del Albujón y de ahí a la laguna, fue un paso importante.

Nos alegramos de que las praderas formadas por la fanerógama marina Cymodocea nodosa que crece en zonas muy iluminadas y del alga Caulerpa prolifera que cubre zonas más alejadas de la orilla, hayan experimentando un crecimiento significativo a principios de este verano, tal como se puede observar a simple vista y demuestran los últimos trabajos del IEO y ANSE.

Pradera de Cymodocea nodosa en aguas someras del Mar Menor. Julio 2018

Durante décadas se han arrojado, y por desgracia siguen llegando, miles de toneladas de nitratos y otros compuestos químicos al Mar Menor procedentes principalmente de la agricultura intensiva que se lleva a cabo en su entorno. Los vegetales marinos mencionados arriba captan y han captado esos nutrientes de la columna de agua y han retenido sedimentos. Es decir, han hecho un "trabajo" que ha contribuido a la transparencia de las aguas a pesar de las agresiones a las que nuestra laguna costera sigue sometida, por esa razón, es de vital importancia su recuperación.

Si bien, es una buena señal la ausencia de turbiedad estos días en las aguas poco profundas, no debemos olvidar que todavía falta mucho por hacer para evitar la entrada de nutrientes en el Mar Menor, tales como la voluntad política en la aplicación de la legislación vigente de medidas urgentes para su protección o la aprobación de una ley integral del Mar Menor que lo protegería no solo de los efectos de la agricultura sino del resto de amenazas a este espacio tan frágil: construcción, residuos mineros, infraestructuras, etc.
Pradera de Caulerpa prolifera en el Mar Menor. Julio 2018

Asimismo, esperemos (y deseamos) que cuando las temperaturas suban a lo largo del verano no se produzca otra explosión de fitoplancton como la que oscureció las aguas de nuestro patrimonio más emblemático hace ya casi tres años.

Repercusión en los medios

domingo, 15 de julio de 2018

Propuestas de Pacto por el Mar Menor para actuaciones en las playas

Ante el anuncio del Gobierno regional de la inminente elaboración por el Ministerio para la Transición Ecológica de un “Plan de Actuaciones en las playas del Mar Menor”, la Plataforma “Pacto por el Mar Menor” hace las siguientes propuestas y consideraciones para que realmente sea posible compaginar su uso turístico con la recuperación ambiental de la laguna:


▪ Que se prioricen actuaciones que resuelvan en su origen las causas de la degradación del litoral, tales como eliminación o modificación de estructuras marítimas (espigones, escolleras, accesos a puertos deportivos…) que impiden o dificultan el movimiento natural del agua y favorecen la acumulación de materia orgánica y los procesos de enfangamiento.

▪ Que se establezcan zonas libres de actuaciones de dragados y regeneraciones tal y como establece el Artículo 130 del Real Decreto 876/2014, de 10 de octubre, por el que se aprueba el Reglamento General de Costas.

▪ Que el Plan este basado en criterios científicos de protección del ecosistema, la flora y la fauna, y facilite la adaptación de las playas a los futuros efectos del cambio climático.

▪ Que se cumpla la legislación nacional y de la Unión Europea especialmente en lo relacionado con la obligación de realizar Estudio de Impacto Ambiental de las extracciones y dragados para la obtención de las arenas así como para los vertidos/regeneraciones

▪ Que se gestione adecuadamente el material extraído en función de sus niveles de contaminación química y fecal.

▪ Que la exclusión de la evaluación ambiental por daños catastróficos (Art. 8 Ley 21/2013 de Evaluación Ambiental) sea excepcional, cuente con la autorización del Consejo de Ministros y tenga en cuenta criterios ambientales.

▪ Que se apliquen las directrices, guías metodológicas y manuales de buenas prácticas existentes para actuaciones en playas así como para la extracción de arenas con dragas para la regeneración de playas o aumento del calado de canales, marinas y puertos afectados por procesos de colmatación.

▪ Que se prohíba el uso de maquinaria pesada (incluida la araña finlandesa) en las actuaciones de limpieza, retirada de lodos, mantenimiento, etc. y se dé preferencia a los trabajos manuales.

▪ Que se establezca una Moratoria para la construcción de nuevos puertos y ampliación de los existentes, así como de paseos marítimos.

▪ Que se cree un órgano de coordinación y participación entre Ministerio, Ayuntamientos, Demarcación de Costas, CARM y agentes sociales.


▪ Que el Plan de Actuaciones en Playas se integre adecuadamente con la “Estrategia de Gestión Integrada en zonas costeras del Mar Menor y su entorno” y el “Plan de Gestión Integral de los espacios protegidos del Mar Menor y la franja litoral mediterránea de la Región de Murcia”.

Playa del Mar Menor en julio 2018
Repercusión en los medios
La Verdad  La Opinión  Diario de La Manga  Cadena SER  

jueves, 12 de julio de 2018

Apoyo de Pacto por el Mar Menor a la acción de Greenpeace

Pacto por el Mar Menor apoya la acción de denuncia llevada a cabo por activistas de Greenpeace en una finca del Campo de Cartagena, hoy día 12 de julio.

La actitud del Gobierno regional, no ha cambiado, prácticamente, en nada, desde que el Mar Menor entró en el estado de degradación que sufre. A la pasividad demostrada con los ocho meses transcurridos desde la entrada en vigor de su propio decreto de Medidas urgentes, ahora hay que sumar otros cinco desde que se tendría que haber empezado a implementar la vigente Ley. El único paso dado por la Consejería de Medio Ambiente, como hemos podido ver en los últimos días, ha sido el de añadir nuevas dilaciones a su aplicación con supuestas dificultades técnicas planteadas de acuerdo, cómo no, con representantes de la industria agroalimentaria.

Recordamos, nuevamente, a la administración regional, que tantas décadas de dejadez y negligencia solo podrán solucionarse con medidas en origen y estas son, precisamente, las que se recogen en la Ley de Medidas Urgentes. La actividad agraria es importante, pero si es insostenible, solo generará beneficios a unos pocos a corto plazo y ahondará en el estado de eutrofización de la laguna con gravísimas consecuencias para el futuro de la región.

Ya ha transcurrido casi la mitad del tiempo que la Ley otorga para la implantación de las medidas agrarias en la Zona 1 y por tanto, exigimos que se cumplan los plazos y se aceleren las actuaciones para la promulgación de una Ley de Protección Integral del Mar Menor que contemple la regulación de todas las actividades que se desarrollan en el entorno de la laguna.




Repercusión en los medios

viernes, 22 de junio de 2018

Crítica al nuevo acto de propaganda del Consejero del Amor

El 22 de junio las seis organizaciones sociales, ambientales y profesionales que abandonamos en su día el Comité de Participación Social del Mar Menor, por ineficaz, poco participativo a pesar de su nombre, y por el marcado carácter propagandístico del mismo, han criticado lo que consideran “un nuevo acto de pura propaganda a costa del Mar Menor”, en este caso protagonizado por el Consejero de Agua, Agricultura, Ganadería y Pesca.

En primer lugar, un acto público convocado de un día para otro, sin orden del día y sin aportar ninguna documentación, no sólo no puede considerarse como “participación social”, que no lo es, sino que es una falta de respeto a las organizaciones que dedican su tiempo y esfuerzo de forma voluntaria y responsable, para contribuir al interés general de la sociedad.

SEGUIR LEYENDO


Repercusión en los medios
La Crónica del Pajarito  Europapress  La Verdad

Premios Onda Cero 2018 Medio Ambiente a Pacto por el Mar Menor

Gracias a Onda Cero, a su director regional, su personal, su trabajo diario y la capacidad de reconocer el trabajo de personas, equipos o empresas en las diferentes áreas que deja huella.

Gracias también por hacer una gala magnífica, inclusiva y con un toque de lo mejor de esta tierra sobre una Cartagena bañada por su mar.
 
Enhorabuena y gracias a todas las asociaciones, colectivos y personas que hacéis posible un Pacto por el Mar Menor con alma.
  
Seguimos trabajando unidos y sin pausa. Y escribiendo páginas de superación en la historia de la laguna superviviente para proteger y recuperar ese lugar único.
Celia Martínez Mora recoge el premio en nombre de todas las personas, asociaciones y organizaciones que forman la plataforma Pacto por el Mar Menor 

Repercusión en los medios



Para escuchar el audio de la entrevista en Onda Cero Cartagena con motivo de la concesión del premio, haz clic en la foto 


Auditorio El Batel  La Verdad Cartagena diario

miércoles, 13 de junio de 2018

Entrevista en Radio Pinatar

El 13 de junio Juan José Buendía de Radio Pinatar entrevistó a Carmen Molina de asociación Columbares, responsable de Pescados con Arte y a Isabel Rubio del grupo de coordinación de la plataforma ciudadana Pacto por el Mar Menor.
Durante su intervención Carmen Molina sobre ese proyecto que tiene la finalidad de dar a conocer el valor social, ambiental, cultural y gastronómico de la pesca capturada de forma artesanal en nuestras costas y promocionar su consumo, prestando especial atención a las especies menos conocidas o de menor valor comercial.
Asimismo, el proyecto pretende poner en valor las Reservas Marinas de interés pesquero de Cartagena, difundiendo sus valores ecológicos y el papel que juegan en la regeneración de los recursos pesqueros.
Por su parte, Isabel Rubio habló sobre el estado actual del Mar Menor y sobre el informe sobre Vertido Cero del Ministerio de Medio Ambiente que se haya en estos momentos en fase de alegaciones.

Carmen Molina de asociación Columbares, responsable del proyecto Pescados con Arte e Isabel Rubio del Pacto por el Mar Menor son entrevistadas por  de Radio Pinatar.

Para escuchar audio, haz clic aquí